Peeling

El peeling es una exfoliación que puede ser química o mecánica. Permite la mejoría en la textura de la piel con cambios regenerativos evidentes.

TRATAMIENTO

El Peeling consiste en la aplicación de sustancias de acción variable según el tipo de piel a tratar, generando efectos de la capa superficial (epidermis) hasta capas más profundas (dermis), según el biotipo cutáneo y las lesiones a tratar.

Durante el tratamiento se utilizan diferentes sustancias de acuerdo al tipo de piel, a la época del año y al efecto deseado. Las más usadas son: el ácido glicólico, el ácido mandélico, el ácido salicílico, Retinoico y Tricloroacetico.

La piel mejora visiblemente con las sucesivas aplicaciones. No es doloroso y permite retomar inmediatamente las tareas habituales.

Beneficios

Los principales beneficios del peeling son:

  • Renovación de las capas de la piel y eliminación de las células muertas, dejando una sensación de suavidad y brillo.
  • Estimulación de la producción de colágeno y elastina, sustancias que dan elasticidad y turgencia a la piel.
  • Disminución y afinamiento de la profundidad de las arrugas y las manchas de envejecimiento cutáneo.
  • Mejora las manchas provocadas por el sol.
  • Mejora las secuelas de acné, las cicatrices y las estrías.

Tiempo de las sesiones: 45 minutos.