Toxina Botulinica

La aplicación de toxina botulínica tipo A es uno de los tratamientos que brinda los mejores resultados en la eliminación de arrugas dinámicas de manera transitoria, logrando un rostro de aspecto más descansado.

Se aplica mediante una aguja extra fina debajo de la piel de la zona de la tratar.

La respuesta se ve entre los 4 y 10 días y su efecto máximo es al mes, luego el efecto decae lentamente entre los 3 y 6 meses según cada paciente.

Usos dermatológicos

  • Arruga glabelar
  • Arrugas horizontales de la frente
  • Asimetría de las cejas
  • Patas de gallo

Ventajas:

  • Esta es una sustancia segura con escasas contraindicaciones.
  • Tiene una duración temporal de entre 3 y 6 meses.
  • El tratamiento es corto, indoloro y no requiere internación.
  • El paciente puede reincorporarse a sus actividades habituales de inmediato.

Contraindicaciones:

  • Embarazo
  • Lactancia materna.
  • Alergia a la albúmina (huevo).
  • Enfermedades nerviosas o musculares.
  • Informe al médico si está tomando antibióticos, relajantes musculares, anticolinérgicos, aspirina, anticoagulantes o algún otro medicamento.